Domovina - Corporación Cultural Chileno Croata

Folclor -  Publicaciones anteriores

Trajes tipicos de eslavonia

Los trajes de Eslavonia y Baranja están influenciados por el estilo de Panonia (región histórica entre Austria y el Danubio).

Se entiende por trajes nacionales las vestimentas de características comunes llevadas por el pueblo en cierta región o área. En Croacia los trajes nacionales constituyen una de las mayores y más variadas expresiones del arte popular. Hasta tiempos recientes, los trajes nacionales se usaban en la vida diaria en todo el territorio étnico de los croatas. Aún existen regiones donde el traje nacional se usa diariamente, pero ocurre solamente en las más aisladas y apartadas áreas del país. En algunas regiones, los trajes nacionales todavía se usan, aunque solamente en los días de fiesta.

Los tipos básicos de trajes nacionales, pueden clasificarse en tres grupos de acuerdo con las características de las tres áreas etnográfico-culturales a las cuales pertenecen:
El área panónica o plana, -a la que nos referiremos en esta oportunidad- es donde predomina la agricultura intensiva (granos, lino y cáñamo), se caracteriza por la abundancia de piezas de lino y algodón, blancas, amplias, frecuentemente fruncidas o plisadas y adornadas con tejido y bordado.

Estos trajes son graciosos en la sencillez de su corte y por la amplitud de sus formas, con la costura corriendo en líneas rectas. Los pliegues y frunces tienen su origen en la necesidad de guardarlos en cofres y baúles, pero que se convirtieron después en una preocupación decorativa.

Los hombres llevan una larga camisa (košulja) que cae libremente y cubre en parte un pantalón (gaće) de amplias perneras. Se tocan Ia cabeza con un casquete redondo de ala corta o con un gorro de piel.

Las mujeres lucen un traje blanco que es un juego de frunces: falda, blusa de mangas voluminosas y un delantal. La parte blanca de la tela (platno) está adornada con bordados en colores de tonos vivos (destacándose el rojo) o en tonos menos fuertes y dominando los motivos florales o geométricos.

El bellísimo vestido de las mujeres en Eslavonia Plana (Lupanja, Vinkovci), llamado zlatara, se destaca por su rico tejido de oro y seda mezclados. La antigua costumbre de que las mujeres casadas deben cubrir sus cabellos ha evolucionado con el uso de la populica, un pequeño gorro de encaje, peča, una chalina cuadrada llevada en forma triangular y con encaje, más varios tipos de pañuelos, chales y mantones.
Tanto los hombres como las mujeres llevan encima de la camisa un chaleco sin mangas y una chaqueta o saco grueso de manga larga. Todavía se usan en varias partes tradicionales sandalias (opanci) muy elaboradas y semejantes a los zapatos, además de éstos y de altas botas, al igual que entre los húngaros.

Imágenes:

  1. Traje formal tradicional. Eslavonia occidental.
  2. Traje tradicional de hombre y mujer dedicados al pastoreo. Sirce, cerca de Nova Gradiska, Eslavonia.
  3. Traje tradicional de hombre y mujer jóvenes. Desde el entorno de Eslavonia.
  4. Mujeres jóvenes en trajes de fiesta bordados con hilos de oro. Dakovo, Eslavonia.
  5. Antiguos trajes folclóricos. Našice, Eslavonia.
  6. Opanci, calzado hecho a mano.
ˆ
eslovania eslovania eslovania

Encajes de Croacia, Bordando la Historia

La isla de Pag es un pequeño gran lugar de Croacia; esto porque  en la simplicidad de sus calles transita y vive en pausada armonía el pasado con el presente; así como al recorrer su territorio se disfruta del sutil paso de la zona rocosa a las verdes áreas que albergan la crianza de ovejas.

La herencia cultural de Pag hoy es reconocida tanto por su queso de oveja como por la manufactura artesanal de encaje, cuyo origen se encuentra en el Renacentismo y se distingue por el uso estricto de formas geométricas.

Los encajes de Pag han evolucionado en el tiempo pasando del tradicional rectángulo relleno que formaba una especie de telaraña y que adornaba la ropa de cama –denominado “retičela”- a tapetes de todos tamaños y formas, llamados “tabletići”; siempre elaborados gracias al trabajo arduo, largo y de gran precisión que por siglos han desarrollado las mujeres de la isla y que en la actualidad forman la asociación “Frane Budak”, que entrena a las nuevas generaciones en este arte popular.

El encaje de Pag  es uno de los siete souvenirs de Croacia. Pero no es el único; en la ciudad de todos los años se celebra el Festival Internacional del Encaje, instancia en la que se reconoce la belleza del trabajo que heredó el pueblo de manos de los padres Paulinos.

Según se recuerda en esta festividad, la congregación paulina trajo hace algunos siglos, la tradición de manufacturar encaje, enseñando la técnica a los residentes locales quienes hasta la actualidad conservan y transmiten.

El Festival de Leopoglava se realiza a mediados de septiembre y en él también es posible apreciar el trabajo que realizan en Pag y Hvar. Desde 2009, la fabricación de encajes en Croacia es otro de los Patrimonios Intangibles de la Humanidad.

« Volver ˆ
Bordados croatas Bordados croatas

Croacia es el 1º país europeo con mayor cantidad de elementos culturales

Croacia es el primer país europeo –y cuarto a nivel mundial-, en contar con mayor cantidad de elementos culturales reconocidos por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial. En septiembre de 2009 dicha organización internacional inscribió 8 de estas actividades culturales, entre las que se encuentran la Fiesta de San Blas de Dubrovnik; la comparsa de carnaval de los campanilleros del territorio de Kastvo y la procesión de Pentecostés en la isla de Hvar.

Sobre la celebración de San Blas, patrono de Dubrovnik. Hemos hablado en ediciones anteriores, por lo que sólo recordaremos que es un reconocimiento a la paz y la libertad a la que toda persona tiene derecho. Se celebra hace más de mil años, el 3 de febrero. Con la procesión de los portaestandartes de las parroquias, quienes engalanados con vestidos folclóricos, se dirigen a la plaza central.

La tradición de la marcha de los campanilleros de la región de Kastav se realiza en enero de cada año. En la ocasión, grupos de zvončari (campanilleros) recorren los pueblos diseminados por la región de Kastav, situada al noroeste de Croacia, vestidos con pieles de cordero y sombreros adornados con ramitos verdes. Las campanillas van atadas a la cintura de cada integrante de la comparsa quien sigue los pasos del guía –identificado por llevar un arbolito de hoja perenne-. En cada pueblo al que llegan los campanilleros, se agrupan en círculos concéntricos, tocando sus campanillas hasta que los vecinos les dan comida y albergue antes de seguir su periplo. Esta tradición contribuye al establecimiento de vínculos de amistad entre las comunidades de la región.

Según registros escritos, la procesión Za Krizen (Vía Crucis) en la isla de Hvar se realiza desde febrero de 1658. Desde entonces, después de la misa del Jueves Santo cada una de las siete parroquias de la isla de Hvar, situada al sur de Croacia, designa a un grupo de vecinos para que vaya en procesión a los pueblos restantes y regresen a su punto de partida, efectuando un recorrido de 27 km en ocho horas.

La romería la encabeza un portador de la cruz, que va descalzo, y dos cantantes principales que entonan “El Llanto de Nuestra Señora”.

« Volver ˆ
vitral

Música y melodías dináricas

La música y melodías de esta región han sobrevivido en el tiempo principalmente a la transmisión oral y el tácito compromiso de sus habitantes por legar de generación en generación. Gracias a ello hasta hoy se puede escuchar el sonido del gusslé, una especie de violín con una sola cuerda con el que los cantantes populares acompañaban los cantos épicos.

Este instrumento de cuerdas frotadas llegó a Europa en el siglo VIII, desde el oriente; aunque hay antecedentes de que los antiguos pueblos germanos también lo utilizaban. Su uso en la zona dinárica está relacionada con los propósitos que se persiguen o a la intencionalidad del intérprete como a la naturaleza propia de los pueblos donde se ejecutan. A diferencia de los otras zonas de Croacia, en la que la Tamburica es apropiada para acompañar las letras de amor y esperanza; el gusslé, como monocordio, es el instrumento idóneo para la canción o el recitado de las poesías épicas y leyendas, abundantes y vigentes en la región.

« Volver ˆ
música dinárica

Folclore Dinárico

El folclore Dinárico es el que representa la región continental de Croacia,  marcada por las montañas de piedra caliza ubicadas en la frontera con Boznia-Herzegovina. Pese a que es parte de la Dalmacia interior, su clima es más frío y por tanto con una densidad habitacional baja. La zona recibe este nombre de la  cumbre más alta de Croacia–el monte Dinara, de 1831 metros-.

Dadas estas características geográficas, el vestuario tradicional utiliza lana y telas gruesas de fabricación casera. En los varones, lo común es el uso de pantalones de piernas estrechas y sacones de tres capas que utilizan sobre la camisa. Para las ocasiones festivas, éstos son adornados con botones y aplicaciones metálicas. Corona este vestuario un gorro rojo sin ala y achatado. El  calzado son “opanci” –al igual que en la zona adriática- y medias de lana de diversos y llamativos colores, sobre el pantalón.

Las mujeres de esta zona utilizan blusas largas anchas, bordadas en pechos y mangas, con múltiples colores y motivos geométricos. Sobre la blusa va un delantal de lana, decorado con adornos de creación personal. El tocado o sombrero que utilizan las mujeres marca la diferencia entre las jóvenes solteras –quienes utilizan gorros rojos- y las mayores –que cubren sus cabezas con pañuelos blancos rectangulares, sujetos con alfileres de plata-.

Como en la mayor parte de Croacia, estas indumentarias salen a relucir en ocasiones solemnes: viernes santo o al conformar la Compañía de Caballeros, al celebrarse la competencia de las Alkas de Sinj.

« Volver ˆ
dinarica

La música en la zona adriática

Al igual que en todo el territorio croata, la música en la zona adriática es parte de la identidad de su pueblo. Por ello, mucha de la actividad turística nacional gira en torno a la celebración de festivales folklóricos.

En la región dálmata la esencia musical está marcada por la Klapa o grupo de hombres que a capella interpretan canciones que suelen hablar del amor, de la tierra y el mar. Este estilo de interpretación musical apareció en los años ’60 pero tiene sus raíces en el canto litúrgico; sus elementos distintivos son la armonía de las voces y la melodía.

Los ritmos reflejan la alegría y la calidez de la zona costera  también el romanticismo y la nostalgia de los marineros quienes también acompañaban su trabajo cantando a capella.
La Klapa mantiene su vigencia y es común ver a los jóvenes cantando con regularidad –algunas veces acompañados de una guitarra y una mandiola- cuando se reúnen a comer.

« Volver ˆ
musica dinarica

Los instrumentos

La costa adriática tiene también instrumentos característicos como la tambura y el diple. La primera es un instrumento de 4 a 8 cuerdas metálicas. En torno a su interpretación históricamente se han creado conjuntos que interpretan música folclórica y también popular. 

El diple es un instrumento de viento, elaborado con madera  piel curtida de cabra u oveja. También llamado mih o mjesina es similar a una gaita y sonoriza muchas de las canciones de lstria y la costa dálmata.

En Croacia el folclor es una actividad cotidiana, no sólo reservada para fechas especiales. Quien haya visitado este país sabe bien que es prácticamente el único en el que gran parte de la actividad turística nacional gira en torno a exposiciones y festivales folclóricos, con ocurrencia en diversas zonas geográficas. Otra prueba de lo anterior es que la indumentaria que utiliza la gente en los pueblos mantiene las características de diseño y elaboración tradicional y sigue tan vigente como antaño. Si de folclor se trata, el vestuario y las danzas croatas permiten identificar a los habitantes de las distintas zonas geográficas, las que culturalmente se denominan adriática, dinárica y panónica. En esta sección iremos conociendo esas particularidades.

« Volver ˆ
música dinárica música dinárica

La influencia del mar en el folclor

Para comenzar revisaremos las características del adriático, región familiar a la mayoría de los migrantes croatas que llegaron a Chile. Se trata del área comprendida entre Istria -por el norte- y Dubrovnik y todas las islas por el sur.

Los trajes que caracterizan a la costa están elaborados con telas livianas, que concuerdan con el clima mediterráneo, que no conoce de drásticos cambios en las temperaturas. También refleja la influencia foránea traída por los marineros locales lo que con el tiempo implicó en que fuera la región costera la que primero abandonara el uso de la vestimenta tradicional.

Pese a ello aún es posible encontrar a hombres usando pantalones muy anchos y mas bien cortos, angostados en la cintura y con numerosos pliegues; elaborados siguiendo el patrón ancestral y los mismos materiales que usaban los primeros pescadores que habitaron la región.

Las mujeres usan blusas que adoptaron un marcado estilo renacentista, sobre la cual se colocan vestidos de lana de elaboración casera que marcan la cintura y se dejan caer sobre una o varias faldas o enaguas, dándole forma de campana. La cintura se realza con un cinturón ancho, estilo faja, también elaborado domésticamente con lana multicolor. 

No están ausentes las joyas –que son testimonio de la dote familiar- y los pañuelos que, doblado en triángulo y puestos de distinta forma adornan la cabeza y distinguen a las mujeres casadas de las solteras; las jóvenes de las mayores. Este último accesorio da para un capítulo aparte pues si bien es utilizado en las tres regiones mencionadas anteriormente, las comunidades locales le incorporaron elementos –como alfileres de plata, bordados o cintas de colores- que las distinguen y relacionan con su historia y cultura.
Lo mismo ocurre con la música y la danza. En la región adriática confluye la herencia cultural de las mil islas croatas, así como la influencia italiana y el romanticismo que invoca el mar mediterráneo. En una próxima edición profundizaremos en las características rítmicas de la zona.

« Volver ˆ
mar adriatico mar adriatico