Domovina - Corporación Cultural Chileno Croata

Croacia, 2000 años de Historia - Publicaciones anteriores

Croacia (Hrvatska) La historia milenaria de una joven nación

Autor: Gaspar Glavich

En lengua croata el nombre de Croacia es Hrvatska ("jervatska"). El nombre "croata" (hrvat) es más antiguo que el nombre "eslavo"; este último no es anterior al siglo V d. C. Mientras que en antiguas inscripciones encontradas en Tanaïs, dan a conocer a los Croatas ya antes del II y III siglo de nuestra era. Si bien existe unanimidad en reconocer la fecha de llegada de los Croatas al país en el cual se asientan, hay profundas discrepancias entre los estudiosos en cuanto a poder precisar su origen exacto.

Primera teoria:

Los croatas como una rama de la gran familia eslava

Los sostenedores de esta tesis, mantienen que simplemente los Croatas eran una rama eslava establecida junto a la gran familia eslava, en los Cárpatos. Según el historiador checo Niederle, el movimiento de los Eslavos desde los Cárpatos hacia los ríos Danubio y Sava, se produce mucho antes del siglo VI, e incluso, indica que ya en el siglo tercero estarían ocupando las llanuras húngaras. A los Eslavos, los especialistas los clasifican como una rama oriental de la familia indoeuropea, cuya lengua pertenece al mismo origen (lenguas eslavas) y que ocupan la mayor parte de la Europa Central y Oriental. Los eslavos son diferenciados en: eslavos orientales (rusos, ucranianos, bielorrusos), eslavos occidentales (polacos, checos, eslovacos, serbios de Lucecia) y eslavos meridionales (croatas, eslovenos, serbios, macedonios y búlgaros).

Otros partidarios de esta misma teoría pretenden que los croatas llegaron a su patria actual a comienzos del siglo VII a. C., llamados por el emperador romano Heraclio para liberar a Dalmacia de la dominación de los Avaros. En lo que sí hay certeza, es en la fecha de llegada de los Croatas y eso gracias a los testimonios escritos del emperador bizantino Constantino Porfirogénito ("De administrando Imperio") y de San Isidoro de Sevilla ("Etimologías"). La fecha de llegada, de acuerdo a los documentos existentes, se sitúa en el año 626 de nuestra era.

Segunda teoría:

Los croatas como una parte del pueblo de los godos

Los Godos, un pueblo de la Germania Antigua, llegan desde Escandinavia en el siglo I a. C. y se establecen en la desembocadura del Vístula en el mar Báltico. En el siglo III se instalan al noroeste del mar Negro, en donde estarán en lucha constante en contra del Imperio Romano. En el siglo IV el obispo Ulfilas los convierte al Arianismo, (una herejía nacida del cristianismo) y los dota de una escritura y de una lengua literaria. Bajo la presión de los Hunos, el Imperio Godo se disocia, y las dos ramas, Visigodos y Ostrogodos, tendrán su propia historia. Los Visigodos invaden España en el siglo V y a la propia Roma en el 410.

Esta teoría sobre el origen gótico de los croatas, fue presentada en 1913 por el Dr. Ludwig Gumplowicz, profesor en la Universidad de Graz, Austria, mediante la publicación de sus estudios sobre la historia política de croatas y serbios, cuyo resultado le indicaba que los croatas, si bien eslavisados, tenían una tierra de origen distinto. También se publica otro ensayo histórico-crítico en 1934, en la ciudad de Zagreb, cuyo autor Ch. Segvic, defiende con mucha pasión y fundamento esta teoría. Al parecer, se habrían efectuado importantes descubrimientos arqueológicos, cerca de Sarajevo, en Duvno y otros lugares que confirmarían la validez de esta segunda teoría.

Tercera teoria:

Los croatas como un pueblo perteneciente al imperio persa

La teoría más reciente sobre el origen del pueblo croata, es la que apoyan los que por múltiples razones, plantean que sus orígenes provienen del antiguo Imperio Persa. Según el Dr. Guberina, el nombre Croata ya figuraba en las inscripciones persas en el siglo VI a. C. Afirma que los croatas de esa época, Harahvatis vivían en Afganistán y que pertenecían al mismo grupo étnico que los del mar de Azov. Presionados por el avance de los Hunos, los Croatas habrían llegado al norte de los Cárpatos en el siglo V de la era cristiana en dónde, en contacto con los Eslavos, los Croatas les habrían dado su nombre, mientras que ellos se habrían eslavisado tomando la lengua eslava y olvidando la propia.

Para sustentar esta tesis, recurren a los datos siguientes:

Las más antiguas trazas del nombre Hrvat (croata) conocidas hasta hoy, remontan a los siglos II y III d. C. Bajo el suelo de la antigua colonia griega de Tanaïs, en las bocas del Don, sobre el mar de Azov (mar Negro), y en donde se encuentra la ciudad del mismo nombre, fueron encontrados por arqueólogos rusos, dos inscripciones sepulcrales con los nombres de Hrvath (Khoroathos) y Horovath (Korouathos). Estas dos inscripciones tienen relación a dos croatas llegados a esta ciudad griega en donde ellos recibieron el nombre del pueblo al cual pertenecían. Durante el reinado de Darío I, emperador persa, el Estado fue dividido en numerosas satrapías (20 o 23 distritos administrativos); una de ellas tenía el nombre de Haauuatis, y en el Imperio, bajo el reinado de Jerjes (485-465), hubo una con el nombre de Haravatis. Así es como los que apoyan esta teoría, creen demostrar que el nombre Croata (Hrvat) es de origen iraní, por lo que sostienen que los primeros croatas vienen del Imperio Persa.

Antiguamente el territorio croata actual, estaba dividido en Croacia roja y en Croacia blanca. Estas denominaciones derivan del modo iraní para designar los puntos cardinales, por medio de colores: rojo para el sur, blanco para el occidente, negro para el norte y verde y azul para el oriente. Los nombres de los jefes croatas en la antigüedad, tales como Varda y Pernavega, son típicamente iraníes; el primero significa Torre o Atalaya en lengua persa y el segundo designa al animal que precede al león, en sentido figurado, jefe, duque. El nombre de una tribu primitiva Jamomet indica, por su desinencia «et», su origen iraní.

La religión pre-cristiana de los Croatas, cuyas trazas podemos seguir hasta nuestros días en sus costumbres nacionales, en el nombre de sus montañas y de sus ríos, era dualista y provenía de la doctrina de Zoroastro en Irán. El nombre con que se designa a Dios en croata es Bog y al diablo es Djavao, ambos provienen de los nombres iraníes: Baga y Daeva (aún en el siglo XV los croatas nombraban al diablo por el nombre de Deva).

La palabra Ban, titulo honorífico acordado a los más altos dignatarios (título inexistente entre los eslavos, solamente entre los croatas) se encuentra en la misma forma y con la misma acentuación en el tesoro viviente lingüístico de los persas iraníes, en donde esta palabra, "Ban", posee el mismo significado de "Gran Señor, Comandante Supremo". Según el sacerdote Tadin, la palabra "Zupan" y que la encontramos en el siglo XIII, saca sus raíces del babilonio "Suban", Vice Banus, Vice Dominus, quién está subordinado al Ban, que significa Dominus.

Numerosos nombres nacionales croatas como: Momir, Radomir, Vonomir, Jezdimir, según este estudioso Tadin, deben ser buscados en los anales del tesoro viviente de la lengua persa. Harahvatis, Moes, Vonon, Jezda, fueron los nombres nacionales de los ancestros de los Croatas. "Mir", que los iraníes sacan de Mirtha, significa señor, dominus, por lo que el sufijo "mir" en los nombres croatas, no significa paz sino señor. Igualmente el nombre de los días y los meses en croata no tendría para nosotros un sentido exacto sino profundizamos en la filosofia del Irán antiguo. La lengua croata tiene aún en estos días, términos idénticos a la lengua persa, como por ejemplo "vazmenica" que en croata significa "fuego de felicidad, fuego pascual" y en persa "el fin del invierno".

Los iraníes han sido en su historia milenaria, un pueblo ecuestre: en las más antiguas tumbas croatas, aparte de los sables (signo de nobleza, de poder soberano), se encuentran también espuelas; los historiadores bizantinos del siglo X, hablan del Estado croata mencionando sus fuerzas militares y sobre todo, resaltando el extraordinario número de su caballería. Todos estos hechos, entre tantos otros, hablan a favor de esta teoría que plantea que los Croatas, antes de crear la Gran Croacia Blanca, hacían parte del pueblo Persa.

Siempre en el cuadro de esta tesis persa, numerosos investigadores ven aquí la explicación del escudo de armas croata: un tablero de ajedrez en rojo y blanco, único en las naciones del mundo. Asimismo la justificación de ciertos nombres geográficos como Bijela Krajina, Crvena Krajina, Crvena Gora, Bijeli Potok. Interesante es también conocer la leyenda sobre la fundación de Croacia, en la cual dicha obra es atribuida a cinco hermanos y dos hermanas: Klukas, Lobelos, Kosences, Muhlo, Hrovatos, Tuga y Buga, o sea siete personas, tal como en la tradición persa de los Siete Vasporanes.

A nivel semántico, los lingüistas no dejan de hacer notar las coincidencias y similitudes. A título de ejemplo, el nombre del primer jefe conocido de los Croatas, Porga, cuya etimología podría muy bien encontrarse en el viejo persa Puru-Gao que significa "rico en manadas, rebaños, afortunado". En Suse, antigua capital del Elam, en el sudoeste del Irán, existe un río llamado Krka, apelación de numerosas corrientes de agua en Croacia (Dalmacia) y de Eslavonia (Carintia). En el léxico del rico idioma croata encontramos también un gran número de analogías con el antiguo idioma persa.

Fuente: Croacia, 2000 años de historia
Autor: Gaspar Glavic.
http://www.studiacroatica.org

ˆ