Domovina - Corporación Cultural Chileno Croata

Croacia, 2000 años de Historia – III Parte - Publicaciones anteriores

Las Provincias Ilirias

Autor: Gaspar Glavich

Ya esta dicho que los Croatas conquistan su derecho a vivir y ocupar el territorio hasta ese momento en poder del Imperio Romano, llamado Provincias Ilirias. Es necesario hacer un breve retrato histórico del lugar al cual los Croatas llegan. Las más antiguas trazas de vida encontradas, remontan a 150.000 a 200.000 años (Krapina en Croacia). Hacia 6000 años existió una cultura original en Lepenski vir Djerdap. Pero es a partir de la Edad de Hierro (1000 a. C.) que se encuentran las poblaciones conocidas: Ilirios en su mayoría y Thrasos al Este.

En el siglo IV antes de Jesucristo, se registran algunos pasajes de Celtas y la llegada también de Griegos que se instalan en el litoral y en Macedonia. Sobre todo desde el siglo III, todas las regiones de los Balcanes, son sometidas progresivamente a Roma la cual transforma la economía y romaniza la población. En el siglo cuarto d. C. llega el cristianismo, traído por los dominadores romanos. Aún quedan de esa época algunos vestigios como el anfiteatro de Pula, y en Split, el Palacio de Dioclesiano (285-305), uno de los emperadores romanos nativos de esas regiones. En el año 395 se produce la división del imperio romano, y la frontera entre Oriente y Occidente pasa por estas tierras. En el momento de la división, las fronteras estaban fijadas sobre el río Drina. Al oeste del Drina, estaba la provincia romana de Iliria, compuesta de dos regiones:

I) Panonia: al norte, entre el río Sava y más allá del río Drava (Hungría del sur);

II) Dalmacia o Sur de Panonia (Sava): al este hacia el río Drina y al sur del mar Adriático. Es por lo tanto en estas dos regiones, Panonia y Dalmacia en donde se instalan los Croatas en los inicios del siglo VII de la era actual.

Las tres Croacias

Los Croatas toman posesión de dichos territorios, organizándose en tres estados autónomos:
- La Croacia de Panonia: antigua provincia romana, entre los ríos Sava y Drava;
- La Croacia Blanca: entre Istria al oeste, al sur de la Croacia de Panonia y al este hasta los ríos Bosna (Sarajevo) y el río Neretva (Montar), y al sur el mar Adriático.
-La Croacia Roja: al este de los ríos Bosna y Neretva hasta el río Drina y al sur del Neretva hasta Albania.
La Croacia Roja, estará compuesta a su vez de cinco regiones:

  1. Bosna, al norte, entre los ríos Bosna y Drina;
  2. Zahumlje y Neretva, entre Mostar y Dubrovnik;
  3. Travunja, al norte de las Bocas del Kotor;
  4. Montenegro (Dukla);
  5. lliricum, más o menos la actual Albania.

Para la comprensión posterior de la historia de Croacia, es importante memorizar las regiones de esta Croacia Roja, ya que a partir de los siglos XI y XII, con los cambios de fronteras, las regiones de Croacia Roja se convertirán en:

I) Bosnia: La pequeña provincia del siglo VII, se extenderá progresivamente al oeste hasta el río Una, muy cerca de la actual frontera con Croacia;

II) Hercegovina: Al sur de Bosnia, comprenden las regiones Neretva y Zahunlje y una parte de Travunja del oeste. Son aproximadamente las fronteras de Bosnia-Hercegovina, cuyas líneas limítrofes con Serbia, fueron siempre, al este, el río Drina y al sudeste con Montenegro.

III) Montenegro: las regiones de Duklja y Travunja del este (Zeta en el siglo XII) y Montenegro desde el siglo XV, tienen las fronteras al norte con Serbia, al sudeste con Albania.

IV) Albania: Antigua región croata, del nombre lliria se llamará Albania en los siglos XII y XIII y la cual ha tenido más o menos las mismas fronteras actuales.

Primeras Organizaciones Estatales Croatas

En los inicios del siglo VII, los Croatas, llamados para auxiliar al emperador romano Heraclio, vencen a los Avaros, aniquilando a una parte y expulsando al resto. Ante la nueva situación de poder, los Croatas se convierten en el pueblo dirigente entre los Eslavos que habían estado bajo el dominio Avaro. El peligro Avaro eliminado, el ejército de los croatas blancos, representan sin ninguna duda el elemento dirigente más fuerte y organizado, los cuales ya no regresarán jamás a sus tierras de origen, pero se quedan para crear un nuevo estado; este nuevo estado se extiende desde Istria hasta la misma Albania, dividido en tres regiones o provincias autónomas:

  • Croacia de la Panonia (ola Croacia del río Sava)
  • Croacia blanca (o del Litoral)
  • Croacia roja

La Croacia de la Panonia o del río Sava es la región en donde se sitúa Zagreb, la capital Croata. La Croacia blanca o del litoral desde Istria en el norte, hasta Dubrovnik en el sur y hasta los ríos Bosna en Sarajevo y el río Neretva en Mostar hacia el este, siendo éste el nudo central de todo el Estado Croata. La Croacia Roja cubría el territorio al este de los ríos Bosna y Neretva hasta el Drina y desde el sur del Neretva hasta Albania. Esta Croacia Roja hizo parte del Estado Croata hasta la mitad del siglo X, más tarde es conocida bajo el nombre de Reino de Dioclesiano, lo que después por consecuencia de la religión, la política y las migraciones, pasa a ser un territorio serbio.

Durante los dos primeros siglos de la llegada de los Croatas a su nuevo territorio, los nuevos ocupantes echan raíces adaptándose al medio y a las nuevas condiciones de vida, mezclando sangre y civilización con las antiguas poblaciones del Litoral como así mismo con los Ilirios romanizados. Los Croatas aceptarán la religión cristiana de las poblaciones instaladas antes que ellos y las otras adquisiciones culturales, no de una manera ciega sino de su libre elección. salvaguardando así en esta mezcla de civilizaciones su espíritu e individualidad.

Aceptarán la forma occidental del cristianismo, pero conservando su lengua, incluso en la iglesia y combatiendo con obstinación y porfía por mantenerla. Desde la llegada de los croatas en Dalmacia, comienza un rápido proceso de croatización de la población romana que se encontraba aún en el país. Los habitantes que no cayeron en combate en contra de los nuevos conquistadores, se dispersarán o se fundirán mezclándose con ellos.

Los Croatas Y El Cristianismo

Los Croatas comienzan a convertirse al cristianismo desde su llegada a la nueva patria; es muy probable que el bautismo se hiciera lentamente y por etapas, desde el año 641 hasta el inicio del siglo IX. El primer contacto entre el papado y los Croatas es establecido por el Papa Juan IV en el año 641, quien envía al sacerdote Martín, originario de Istria, a visitar a los nuevos habitantes, los Croatas llegados a lliria después de su victoria sobre los Avaros, y también de comprar, si era posible, los esclavos cristianos y así liberarlos. En su camino hacia el encuentro con los Croatas, logra liberar mediante su compra, al hermano del Ban croata, Dobroslov. Cuando el religioso llega a Knin, al norte de Split, el Ban croata Raven lo recibe, según la costumbre croata con el pan y la sal, como signo de protección y de amistad. Nacerá también una gran confianza, ya que el enviado del Papa regresa a Roma con Borko el hijo del Ban, y una docena de hijos de otros señores croatas para ser instruidos en las escuelas de Roma y para aprender el latín.

El Papa Juan IV envía a Croacia al obispo Juan de Ravena, (cuyo sarcófago fue abierto en 1958 en Split) para cristianizar las poblaciones croatas. Borko regresa a Croacia, convertido a la religión católica y, en los años siguientes, un gran número de croatas le imitarán. En el año 679, Borko se convierte en el Ban de Croacia, y viaja a Roma para exigir al Papa la creación de un obispado croata, ya que las relaciones con los obispos latinos no eran de las mejores, causado principalmente por el uso de una lengua que no era la croata.

El Papa Agatón (678-681) acepta la creación de un Obispado Croata en Nin, cerca de Zadar, y es en esta ocasión, según el emperador bizantino Porfirogénito, que los Croatas habrían hecho una promesa solemne al Papa que, desde entonces ellos jamás atacarían a otro país para conquistarlo y que vivirían en paz con todos sus vecinos. ¿Verdad o leyenda esta promesa? Lo cierto es que desde fines del siglo VII, los Croatas no han agredido jamás a otro país para conquistarle.

El ejemplo más evidente del cumplimiento de esta promesa, lo da el hecho que las ciudades romanas en la costa dálmata estaban prácticamente a disposición de los Croatas para haberlas asaltado y conquistarlas, ya que ellos tenían los medios y la fuerza necesaria para hacerlo. Ya sea para apropiarse de sus botines como recompensa, hechos que hicieron tantos otros pueblos. Le habría facilitado incluso el hacerlo, ya que aún no existía Venecia, futura potencia, y Bizancio, por una parte muy lejos y además con problemas serios con los Arabes en el Asia Menor. La persistencia de estas poblaciones romanas en las costas dálmatas, va a complicar la existencia y la historia de Croacia con Bizancio, Venecia e Italia, hasta incluso en el siglo veinte, durante la Segunda Guerra Mundial. Cabe hacer notar que la creación de la Iglesia católica croata en el siglo VII, y el uso de la lengua croata en la misa, será puesto como una de las materias que en el siglo Xl provoca el gran cisma entre Roma y Constantinopla.

Los Estados Croatas De Los Siglos VIII Al IX

Como ya hemos visto, durante esta época existían 3 estados croatas, los cuales en su inicio autónomos, serán organizados según el modelo siguiente:

  • El Ban: que era elegido por el Sabor (Parlamento)
  • El Sabor: cuyos miembros eran elegidos y a veces designados, y
  • Los Señores de las provincias o ciudades que elegían a sus representantes al Sabor.

En el siglo X, cuando Croacia se convierte en un reino con Tomislav en el año 925, la función del Ban se mantendrá, y se convertirá en una suerte de jefe de Gobierno del rey de Hungría, al comenzar el siglo XII, como también de los Habsburgos en el siglo XVI.

La función del Ban, como jefe del ejecutivo en Croacia, se mantendrá durante 1200 años, hasta 1918. Estos Sabor (asamblea), se reunían regularmente para tratar materias importantes y de interés general, como de cada tribu croata o regiones; asambleas en las que se elegían a sus representantes para el Sabor de los Estados. Lo que es motivo de admiración hoy en día, que el pueblo croata ya en esos antiguos tiempos, tuviese un sistema tan desarrollado del concepto de la democracia y de la participación del pueblo en los asuntos públicos. El Sabor podía designar como rey o ban, a uno de sus hijos, y no necesariamente al hijo mayor, sino también a un hermano, a un tío o a otra personalidad. La no aceptación de esta regla fundamental de la organización croata por algunos herederos, causará graves problemas a Croacia, de los cuales se aprovecharán sus rivales de ese entonces, Bizancio y Venecia.

Fuente:
Croacia, 2000 años de historia
Autor: Gaspar Glavic.
http://www.studiacroatica.org

ˆ
Papa Juan IV