Domovina - Corporación Cultural Chileno Croata

Inmigración a Chile -  Publicaciones anteriores

Andrés Rajevic Bezmalinovic

Hijo de Tomás Rajević Dragicević, nacido en Supetar y María Bezmalinović Bojanović, nacida en Nerežišća, ambos de la Isla de Brać. Se conocieron en el barco que los trajo a Chile en enero de 1925, desembarcando en Antofagasta. Se casaron en noviembre de 1926 y se establecieron en Antofagasta, desarrollándose en el área de comercio.

De esta unión nacieron cuatro hijos. En 1933, fallece su padre Tomás y, María al encontrarse sola y con cuatro hijos pequeños decide regresar a Supetar  con su familia.

Andrés Rajević  Bezmalinović, realizó su educación primaria en Supetar, la secundaria en Split y los estudios universitarios en Zagreb, en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Zagreb en donde obtuvo su título de Profesor en idioma y literatura Croata el año 1954.

Con su título en mano, emprende viaje a Kljuc (Bosnia Hercegovina) donde fue profesor, pero en 1958 decide regresar a Chile, país que lo vió nacer, donde se radicó definitivamente.
En Chile, contrae matrimonio con Alicia Hidalgo. Fruto de esa unión,  nace María Luisa Rajević Hidalgo.
Su desarrollo profesional siempre ha estado ligado a la lingüística y filología eslava siendo -entre otros cargos- profesor de lengua croata en el Centro de Estudios Eslavos de la Universidad de Chile, jubilando como funcionario de dicha casa de estudios superiores, donde su último cargo fue Jefe de Canje Nacional e Internacional de Publicaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades.

Publicó numerosos artículos de su especialidad en las revistas de la Universidad, como también ha sido su libro “Curso Básico de Idioma Croataservio (de la época) para hispanohablantes en 1979. Importante aporte para quienes deseaban aprender el idioma de sus ancestros y que en español no había referente.
Como aporte a nuestra cultura croata en Chile, tradujo al español varios libros que fueron publicados posteriormente, entre ellos están:
La Muerte de Smail Agá Cenguić, de Ivan Mazuranić (Santiago, 1985)
La Guirnalda de la  Montaña, de Petar Petrović Njegos (Santiago, 1987)
Las Aventuras de aprendiz Lápich, de Ivana Brlić Mazuranić (Santiago, 1989)
Cuentos de Antaño, de Ivana Brlić Mazuranić (Santiago, 1992).

Activo participante en la colectividad croata chilena, se destacó en la promoción y difusión de la cultura y civilización croata, presentando conferencias y enseñando el idioma croata. Fue socio de varias instituciones croatas en Santiago, director del Instituto Chileno-Croata de Cultura y miembro de la redacción del Boletín Tamo Daleko.
Actualmente (2012), a sus 83 años, es funcionario activo de la Embajada de Croacia en Chile.

Fuente: Hrvati y Čileu
Autor: Dane Mataić Pavičić

« Volver ˆ
Andrés Rajević Bezmalinović

Rossana Magas

Rossana Magas llegó a Chile en 1968, motivada por sus padres, quienes habiendo vivido la experiencia de la Segunda Guerra Mundial, quisieron brindarle mejores expectativas de vida. De este país no sabía nada por lo que su inserción aquí costó un poquito. Hoy en día parece una chilena más salvo por algunas características de su personalidad que la hacen distinguir. Valora por sobre todo la unidad familiar y el respeto a los progenitores y los abuelos, cosa que dice no ver con mucha frecuencia entre los chilenos.

 Pese a haber estudiado en Chile –es ingeniero civil- y haber formado aquí su familia –es madre de 2 hijos-, su corazón sigue pensando en Croacia lo que la motiva a ser muy participativa en las actividades de la colectividad.  Es que, como nos explica, “durante siglos nos ha costado mantener nuestra patria, que solamente los que vivimos y nacimos en una dictadura sabemos lo que significa este amor desmesurado que sentimos por nuestra querida Croacia” y eso es importante transmitirlo a quienes aquí tienen un vínculo con su país. Su sinceridad  también la hacen sobresalir pues si bien, decir las cosas de frente y sin mucho rodeo es una característica del pueblo croata, en Chile, nos argumenta, se asocia a una personalidad agresiva y conflictiva. Más, su belleza y simpatía; su sonrisa siempre presente,  logran disipar cualquier imagen de “peleadora” y siempre resulta un agrado conversar con ella.
Rossana Magas es una mujer interesante, con energía. Pese a que extraña mucho el mar adriático, su tierra y su gente  es muy agradecida de Chile. Le gusta su belleza geográfica y el cariño que recibió desde el momento que llegó a Punta Arenas: “esta es mi segunda patria” confiesa al terminar nuestra entrevista.

« Volver ˆ

Marica Jakas de Tomić

La encontramos a punto de disfrutar de la actividad organizada por el Comité de Damas Croatas en beneficio del Jadranska Vila y encantada nos permitió conocer un poco de su vida. Marica Jakas de Tomić es una de los inmigrantes que llegó de Croacia en los años de postguerra para quedarse y realizar aquí su vida.

54 años han pasado desde que se embarcó en su natal Hvar, tras haberse casado por poder con don Esteban Tomic. En nuestro país echó raíces y si bien ha vuelto varias veces a Croacia ya se siente chilena y son pocas las cosas que extraña. “Cuando llegué aquí me llamó mucho la atención la estatura de los chilenos; eran muy bajitos”, comenta en un tono infidente y rápidamente argumenta que  eso ha cambiado.

Excelente cocinera, María como la llaman las amigas con las quienes comparte la mesa del té nos da mas pistas de lo agradable que ha sido su vida. Tiene 2 hijos –María Teresa y Tonchi- y dos nietos. Confiesa que sigue preparando todos los platos tradicionales croatas y que le gusta mucho la costumbre local de la invitación a almorzar. “En Croacia y en Europa en general, la gente no invita a sus casas. Aquí si y eso muestra mucha calidez y cariño”.

Si bien insiste en que no le costó acostumbrarse a Chile y que disfruta mucho de los productos del mar, reconoce que extraña la tranquilidad del mar adriático y que le fue difícil aprender el idioma; aunque finalmente lo logró sin dejar el acento croata. Y mientras vamos tomando confianza en el diálogo y comienza a contarnos algunos secretos de su cocina, como el que la Pašta Fažol sin cerdo ahumado nunca tiene el mismo sabor que la que se prepara en Croacia, sus profundos ojos azules se iluminan en muestra de complicidad. Pero el te  ofrecido por Jadranska Vila ya está comenzando y queremos dejar a Marica disfrutar de un desfile de trajes típicos originales y de la conversación con sus amigas.

« Volver ˆ

La instalación de croatas en Chile

La instalación de croatas en Chile también ocurrió en el Norte Grande; principalmente en Antofagasta e Iquique. A esas ciudades llegaron muchos inmigrantes que con pasaporte austríaco venían de las costas dálmatas, dejando atrás las grandes guerras libradas en el viejo continente. Según registros estatales de principios de siglo XIX, en 1876 había 97 austríacos avecindados en Iquique, quienes en realidad eran Croatas con documentación de ese país-. Esta cifra aumentó a 300 personas en las siguientes 3 décadas.

La mayor parte de los croatas se dedicó a quehaceres vinculados a la industria del salitre, como el abastecimiento de alimentos e insumos. En ese contexto destacó Pascual Baburica Soletić, quien llegó a Chile a los 17 años y gracias a su perseverancia y disposición al trabajo alcanzó rápidamente cargos importantes en el ferrocarril salitrero y en el negocio del abastecimiento alimentario. En este negocio se especializó suministrando a la mayoría de las oficinas salitreras de la región de Tarapacá e incluso organizando un conjunto de empresas agrícolas en la zona central de Chile.

En forma paralela se asoció con el empresario croata Marcos Cicarelli para desarrollar la explotación del salitre, negocio que a su vez le abrió la posibilidad de formar la sociedad “Baburizza, Lukinovic y Compañía”, que tomó las oficinas de la salitrera “Progreso”.

Su condición innata de buen administrador lo convirtió, en la década de 1930, en uno de los hombres más ricos de nuestro país. Más, su legado no quedó allí pues su permanente preocupación por el bienestar de los demás lo llevó a devolver la mano a la nación que le permitió forjarse una vida llena de logros. También fue director y benefactor de diversas instituciones sociales; donó a la municipalidad de Viña del Mar la piscina Agua Santa y legó su colección de arte al museo de Valparaíso, cuidad en la que existe el museo que lleva su nombre. A la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich) regaló en Parque El Salitre, que actualmente es el Jardín Botánico Nacional, perteneciente al Ministerio de Agricultura.

Pascual Baburica Soletić, falleció el 13 de Agosto de 1941. En su testamento instruyó para que con su participación en la Compañía Agrícola San Vicente se creara una Fundación dedicada a la formación de técnicos agropecuarios. Ese es el origen del Instituto Agrícola que hoy lleva su nombre y que se ubica en la ciudad de Los Andes.

Invitamos a los lectores de esta sección para que nos aporten con la historia de sus familias y cómo se han vinculado con el desarrollo de Chile y Croacia.

« Volver ˆ
Inmigrantes croatas en Chile Inmigrantes croatas en Chile

Presencia croata en Chile

La presencia croata en Chile forma parte de la historia nacional. Se calcula que actualmente la colectividad está compuesta por cerca de 400 mil descendientes, muchos de los cuales han contribuido destacadamente al progreso de este país que acogió a sus familias.

Los primeros croatas llegados a Chile –a comienzos del siglo XIX-, eran marineros de la costa dálmata y se asentaron en la naciente zona magallánica, trabajando en las estancias; buscando oro, construyendo barcos y abriendo los primeros astilleros regionales. Se enrolaron en la Armada o iniciaron los primeros negocios de transporte marítimo entre las ciudades de la región y el país.

Hoy en día son parte del escenario social magallánico apellidos como Simunovic, Brzovic, Tomasevic, Depolo, Jordan, Kusanovic, Turina, Mimica, Marusic, Bonacic, Doric, Domic, Goic, Mladineo y Haracic. Descendientes de algunas de estas familias han destacado a nivel nacional como Monseñor Alejandro Goic, Ernesto Livacic y Davor Harasic.

« Volver ˆ
Inmigrantes croatas en Chile