Domovina - Corporación Cultural Chileno Croata

Personajes Destacados

Guillermo Luksic Craig (1956-2013)

...más allá de los negocios

" Creo que equivocarse no es un problema sino cuando uno se equivoca hay que saber cambiar de decisión. Pero lo que no hay que hacer es no tomarla".
"Uno hace las cosas porque le gusta y porque es lo único que sabe hacer, no por obligación ni por ser más rico".
Nieto del inmigrante croata Policarpo Luksić Ljubetić, quien procedente de Sutivan, pueblo en la isla de Brać se estableció en Antofagasta. Policarpo se casó con Helena Abaroa,  matrimonio del cual nacieron dos hijos; Andrónico y Vladimir.

Guillermo era el menor de los dos hijos que tuvo Andrónico Luksić Abaroa con Ena Craig. Su madre murió durante una operación al corazón cuando tenía sólo tres años y Andrónico, su hermano mayor, cuatro. Tiempo después su padre se casaría con Iris Fontbona, unión de la cual nacerían sus otros tres hermanos, Jean-Paul, Gabriela y Paola.
Estudió en The Grange School y posteriormente cursó la carrera de Derecho en la Universidad de Chile, la que abandonó para asumir la gerencia de Forestal Colcura.

Guillermo Luksić Craig tuvo 5 hijos, un hombre y cuatro mujeres, y cuatro nietos.

Ordenado y amigo del rigor en el trabajo, con una mente creativa, analítica y competitiva, características que fueron clave en el sostenido crecimiento del Grupo Luksić incluyendo los negocios hoteleros que mantienen en Croacia.

También  destacó como asesor y miembro de los directorios de varias organizaciones sin fines de lucro, incluyendo la Fundación que lleva el nombre de su madre, Ena Craig, (dedicada a la educación, salud y cultura, y que actualmente dirige una de las hijas de Guillermo Luksić), contribuía al Hospital Calvo Mackenna.

Apasionado por el negocio vitivinícola, era un gran conocedor de vinos y destacado en el conocimiento de la Historia de Chile y estudió con entusiasmo los pueblos originarios, en donde ayudó a preservar el patrimonio religioso de Chiloé.
En la música, cuando niño tenía talento para cantar y pintar, era un fanático por el Bossa Nova y el Regggae y su banda chilena preferida era Gondwana.
Sus hobbies preferidos estaban ligados al pilotaje de aviones, el polo y el velerismo.

RECUERDOS DE SU PADRE

Por el lado Luksić, sus raíces datan del 1800. Era una familia de pescadores y agricultores, muy humilde. Y eso no se pierde nunca. Nacieron con una génesis muy difícil de cambiar, “los genes vienen empapados de una forma de ser relacionada con la sencillez", dijo Guillermo en una de sus pocas entrevistas.
"Mi padre fue el mejor profesor que he tenido. Era un hombre de una sabiduría ilimitada... Todo lo que sé se lo debo a él".

“Creo que  los buenos líderes son normalmente personas muy humildes y mi padre era un ser muy humilde, muy sencillo y muy simple”.

"En el período en que mi padre enfermó de cáncer conversamos mucho. Me juntaba con él prácticamente todos los días. A veces no hacíamos más que tomarnos la mano y quedarnos en silencio...
Lo último que me dijo fue: "Hijo, nunca olvides que la fuerza hace la unidad. Tienen que respetarse y ojalá que esto que hemos creado no se pierda. Para eso, la unidad es absolutamente fundamental".
"Cuando recién comencé le dediqué muchas horas al trabajo y, por ende, llegaba tarde y no veía a mis niños. Pero la ley de las compensaciones, en la vida, funciona, lo que importa es cómo es uno con sus hijos. Mi padre, en vez de separar el trabajo de la familia, nos incorporó a los negocios desde pequeños. Nosotros, lejos de jugar a la bolitas, íbamos con él a buscar minerales. Hoy día ese es un gran recuerdo".
"Su mayor adhesión a la religión vino con su descubrimiento de la responsabilidad social, algo que un empresario nunca debe olvidar . El se encargó de decirnos que había descubierto el valor de hacer que el bienestar que Dios nos dio, y que nuestro trabajo ayudó a crear, no era sólo para tener bienes materiales. Al final, cuando uno se va, se lleva lo que ha dado, no lo que ha recibido".

LEGADO: HERENCIA DE SU PADRE ANDRÓNICO

EL INGRESO DE LA TERCERA GENERACION AL GRUPO LUKSIĆ
El grupo tiene definida su carta de navegación para el futuro, una ruta que dejó por escrito el patriarca Andrónico Luksić Abaroa, y que incluye el traspaso paulatino del mando a la tercera generación, un tema sobre el cual Guillermo Luksić entregó algunas luces.
"Normalmente los padres se apernan con una llave inglesa al asiento del líder y no delegan hasta que mueren. Los hijos crecen a su sombra, sin oportunidad de tomar una decisión, ni de enfrentar los problemas y nunca arreglan nada. Pero el nuestro no fue un caso normal".
"Cuando mi padre cumplió 55 años nos dijo: "toda mi vida he hecho más lo que debo que lo que he querido. A estas alturas he juntado un patrimonio importante y quiero hacer lo que me gusta: irme a Londres, dar un paso hacia afuera, ver un poco más el mundo". En ese acto nos traspasó su patrimonio en propiedad y manejo. En esa época, tenía 24 años; y mi hermano Andrónico, 25. Al principio nos dio bastante susto, pero tuvimos que hacerlo no más, porque nuestro padre tomó sus maletas y antes de irse nos dijo que no lo llamáramos para pedir ningún consejo, porque él consejos no daba".
"Cuando un padre actúa de esa forma, sus hijos se acostumbran a las responsabilidades, a tomar decisiones, a tener aciertos  y errores".
"Mis hijos ya están más crecidos y, tratando de imitar lo que mi padre hizo, también los he incorporado a las cosas nuestras, al igual que a mis sobrinos, de modo que yo creo que esta generación que les habla lueguito va a pasar a retiro y le dejará espacio a la generación joven, que es lo lógico, para que aprendan a resolver, a tomar sus decisiones y a seguir creando desde muy jóvenes".

CONSEJOS PARA EMPRENDEDORES

Regla número uno: "Trabajar en equipo, para ser un líder exitoso.... (Además) la suerte es un elemento muy importante a la hora de hacer negocios, no solamente la imaginación o el trabajo duro.
Regla número dos: Crean mucho en ustedes mismos; tengan confianza en sus habilidades y adonde su imaginación los lleve; apliquen un arduo trabajo a aquello en lo que creen, porque nada es imposible y todo se logra en la medida en que uno crea en sí mismo; sean tremendamente sencillos en sus costumbres, porque la única manera de hacer un patrimonio, crear un capital  y luego ser emprendedor, es ahorrando".
Regla número tres: "Uno tiene la obligación de rodearse de las personas más capacitadas, de gente que tenga la capacidad de decirle a uno cuando está equivocado. Porque a veces uno se equivoca. Y esos son los líderes más valiosos: aquellos que con mucha humildad son capaces de acoger ideas mejores que las propias y que al final del camino toman decisiones más pensadas, analíticas y exitosas".

Fuentes:
www.emol.com
www.latercera.com
www.datossur.cl
www.capital.cl

ˆ
Guillermo Luksic Guillermo Luksic